En el ambiente de la computación existe, hace ya más de 20 años, lo que se conoce como “Software Libre”. Tal es la traducción al castellano de “Free Software”. Dejando de lado la ambigüedad entre Gratis y Libre que genera la palabra inglesa free, se habla definitivamente del concepto Libertad. Libertad de elección, libertad de aprender de lo que hicieron los demás, libertad para saber lo que se hace con la información propia y para ayudar a todo aquel que uno quiera. Libertad de usar, reusar, copiar, regalar y modificar algo que vale la pena compartir.... Simplemente Libertad.

Richard Stallman fue quien comenzara esta cruzada en los '80s, fundando la Free Software Fundation y publicando el manifiesto GNU, y escribiendo la Licencia Pública General (o GPL, por General Public License), que unifican el rumbo del software libre y ayudan a comprender su significado y objetivos. “Software Libre se refiere a la libertad de los usuarios para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, cambiar y mejorar el software. De modo más preciso, se refiere a cuatro libertades de los usuarios del software: - La Libertad de usar el programa, con cualquier propósito (libertad 0). - La Libertad de estudiar cómo funciona el programa, y adaptarlo a tus necesidades (libertad 1). El acceso al código fuente es una condición previa para esto. - La Libertad de distribuir copias, con lo que puedes ayudar a tu vecino (libertad 2). - La Libertad de mejorar el programa y hacer públicas las mejoras a los demás, de modo que toda la comunidad se beneficie. (libertad 3). El acceso al código fuente es un requisito previo para esto. Un programa es software libre, si los usuarios tienen todas estas libertades. Así pues, se debería tener la libertad de distribuir copias, sea con o sin modificaciones, sea gratis o cobrando una cantidad por la distribución, a cualquiera y a cualquier lugar. Ser libre de hacer esto significa, entre otras cosas, que no hay que pedir o pagar permisos.” (http://www.gnu.org/philosophy/free-sw.es.html)

Dichas características dejan bastante en claro que la finalidad no es única. Se apunta a 1) generar software de mayor calidad continuamente, ya se trate de herramientas de trabajo como de juegos u otras aplicaciones cualesquiera y, principalmente, se apunta a 2) fomentar una actitud de colaboración y aporte constantes hacia el prójimo llevando la ideología a otro nivel, que está claramente más allá del software en sí.

Hoy en día, este movimiento tiene un impacto global, dada la accesibilidad a la computación en casi todos los ámbitos, tanto académicos como laborales u hogareños. Los principios que motivaron a sus creadores han alcanzado a mucha más gente de lo que ellos mismos imaginaban y la tendencia hacia el uso de este tipo de aplicaciones está en alza.

Las “Comunidades de Software Libre” crecen día a día y generan aplicaciones dignas de ser mencionadas. A continuación, se presentan dos programas destacados dentro de esta categoría: - OpenOffice?.org - Paquete de Oficina muy completo. Compatible con MsOffice?. Permite guardar en formato PDF fácilmente. Es muy fácil de utilizar e instalar (y también de desinstalar, si solamente se quiere probar el soft). Compatible con el naciente formato OpenDocument?. Este paquete de “Ofimática” es el abanderado (de la mano de GNU/Linux) del Software Libre. - GIMP (GNU Image Manipulation Program) - Editor de imágenes, con características similares al Photoshop. Varias notas del suplemento Tecnología de La Nación ya comentan características del GIMP.

Ambos programas se pueden instalar en Windows, en Linux y en varios sistemas operativos más y están traducidos a una importante cantidad de idiomas (OpenOffice está disponible hoy en 91 idiomas y la distribución Debian de GNU/Linux ofrece 69 idiomas. A modo de anécdota: ambos incluyen el Esperanto entre sus opciones). Uno puede ser parte de la comunidad de software libre, de diversas formas: promocionando el software, ayudando a nuevos usuarios, reportando fallas encontradas, donando dinero, programando, diseñando, entre otras. En http://alts.homelinux.net (external link) hay una lista completa y ordenada de alternativas libres para todo tipo de aplicaciones. Sólo hay que buscarlas y ¡Aprovecharlas!

Nota: “Free Software” no es lo mismo que Freeware, dado que Freeware se refiere únicamente al precio del software.